Stuttgart Suprathel®

La historia de Suprathel® es fascinante: explica cómo un instituto de investigación textil para la industria del automóvil desarrolló un material sintético que ha resultado ser un nuevo y exitoso sustituto de la piel, con grandes aplicaciones en cirugía plástica. 

Suprathel®, distribuido en España por PRIM Cirugía Plástica, es una membrana sintética microporosa reabsorbible, homologada como reemplazo aloplástico de la piel humana en el tratamiento de heridas epidérmicas y dérmicas. Se utiliza en distintas lesiones, como abrasiones, quemaduras de segundo grado parcial o total, zonas donantes de injertos y pérdidas de tejido dérmico ocasionadas por traumatismos.

Igual que una segunda piel, Suprathel® cubre la herida y, gracias a sus propiedades específicas, acelera una cicatrización sin complicaciones. Se ha desarrollado de manera análoga a la piel humana, con la que comparte propiedades como elasticidad, permeabilidad al vapor de agua e impermeabilidad a las bacterias.

Una historia sobre la belleza de la ciencia

Además de mostrar una eficacia y una efectividad evidentes en diversos procedimientos quirúrgicos de medicina plástica, estética y reparadora, Suprathel® surgió en la década de los 90 del siglo pasado, y nació de una historia que ejemplifica la belleza de la colaboración en la ciencia. 

A principios de 2021, el portal de publicaciones académicas MDPI publicó el artículo de revisión Made in Germany: A Quality Indicator Not Only in the Automobile Industry But Also When It Comes to Skin Replacement: How an Automobile Textile Research Institute Developed a New Skin Substitute, en el que algunos de sus protagonistas explican esta historia, la exitosa colaboración en I+D de entidades alemanas públicas y privadas, industriales y sanitarias, que dio lugar a esta ‘segunda piel’, bautizada como Suprathel®.

Stuttgart es una de las zonas más innovadoras de Alemania, sede de varias empresas automovilísticas multinacionales, entre ellas Daimler AG (Mercedes) y Porsche, de una universidad ‘clásica’ y otra tecnológica y de ciencias aplicadas, ambas de gran prestigio, además de muchos centros de investigación y empresas centradas en proyectos de I+D.

Detalle de mapa de Alemania con la ciudad de Stuttgart en el medio.

El germen: usar textil biodegradable como vendaje sanitario

El Instituto Alemán de Investigación de Textiles y Fibras Denkendorf (DITF), el centro de investigación textil más grande de Europa, es una de esas organizaciones de perfil innovador presentes en Stuttgart y el objetivo de su programa de I+D es desarrollar materiales biodegradables de nulo o mínimo impacto medioambiental. La idea de usar uno de sus productos en desarrollo como vendaje sanitario es el germen de Suprathel®. En este contexto, desarrollar un sustituto de la piel sintético y biodegradable parecía un enfoque más que convincente para abordar las necesidades no cubiertas del cuidado de las quemaduras graves y las carencias de los sustitutos de piel biológicos.

El Instituto Denkendorf y el Centro de Quemados de Stuttgart, adscrito a la Clínica de Ortopedia, Cirugía Traumatológica y Traumatología Deportiva del Marienhospital constituyeron una empresa conjunta, bajo la supervisión del Centro Alemán de Biomateriales y Órganos Sustitutos Stuttgart–Tübingen, del Ministerio Federal de Educación e Investigación alemán, y con el apoyo del Gobierno de Baden-Württemberg y la Universidad de Tübingen, para desarrollar un material que “combinase las ventajas de los sustitutos biológicos y sintéticos”.

Desarrollar un material «definitivo»

Los participantes consideraban que desarrollar un material ‘definitivo’ era una condición indispensable para lograr un avance significativo en los procesos de sustitución de piel, mejorando el cuidado de quemaduras y otras lesiones cutáneas graves. La elección del material sobre el que se centraron las investigaciones se basó en las características de la degradación a ácido láctico y sus sales y la reabsorción completa de las polilactidas.

De forma concreta, el objetivo era desarrollar un apósito transparente y permanente que permitiera una evaluación adecuada de la herida tratada, que sirviese como reemplazo epitelial hasta que la herida hubiera sanado por completo y que favoreciese tanto la analgesia como la regeneración celular sin crear perturbaciones del epitelio dañado. Además, su durabilidad también debía evitar la infección o el compromiso iatrogénico al cambiar el apósito. Los cambios de vendaje, en caso de ser necesarios, debían ser lo menos dolorosos y sencillos posible. 

Las investigaciones clínicas realizadas durante el desarrollo de Suprathel®, que se aplicó por primera vez a una persona en 1999, reflejaron su fácil manejo, capaz de aliviar la carga de trabajo del cirujano plástico. Para el paciente, sus ventajas son de una importancia crucial: alivia el dolor y facilita una curación rápida de las heridas con una baja tasa de infección y buenos resultados cosméticos. 

Primera aplicación de Suprathel® en zona donante de tejido en 1999

Primera aplicación de Suprathel® en zona donante de tejido en 1999.

Además, una mejor comprensión del proceso de degradación explicó la reducción del estrés oxidativo sistémico mostrado en las investigaciones clínicas en comparación con otros apósitos, afectando positivamente el tiempo de cicatrización de las heridas y promoviendo la reducción del área dérmica total que requiere injertos de piel. 

Una vez alcanzados los objetivos básicos de la investigación, se fundó una spin-off del Instituto Denkendorf, PolyMedics Innovations GmbH, surgida con el objetivo de investigar más a fondo este apósito médico y promover su desarrollo clínico y comercial. Actualmente, Suprathel® se comercializa con éxito en cerca de 40 países del mundo y PRIM Cirugía Plástica lo distribuye en exclusiva en España. 

Regeneración del nervio periférico con NeuraGen®

La membrana de colágeno NeuraGen®, fabricada por Integra y distribuida en España por PRIM Cirugía Plástica, está diseñada para apoyar la regeneración natural del nervio periférico dañado. 

El implante NeuraGen® es un tubo de colágeno tipo 1 biocompatible, semipermeable y reabsorbible. Se utiliza en cirugía plástica para proporcionar un entorno protector a las discontinuidades de los nervios periféricos tras una lesión, favoreciendo su recuperación. 

Está desarrollado para actuar como interfaz entre el nervio y el tejido circundante, así como para crear un conducto aislado que guíe el nuevo crecimiento axonal en el espacio en el que el nervio lesionado sufre una discontinuidad. 

Una vez realizada su función, se reabsorbe a través de las vías metabólicas normales. De hecho, la membrana semipermeable de NeuraGen® optimiza el proceso regenerativo, ya que permite una reabsorción controlada, una difusión adecuada de los nutrientes y un retención significativa del factor de crecimiento nervioso.

Además de su eficacia y efectividad en la recuperación del paciente, NeuraGen® también aporta ventajas al cirujano plástico, ya que es un producto de óptima porosidad, fácil de manipular, blando, flexible y maleable. 

Indicaciones y características de NeuraGen® 

NeuraGen® está indicado para reparar discontinuidades de los nervios periféricos de origen traumático o quirúrgico en las que pueda lograrse el cierre de la brecha por flexión de la extremidad.

Se trata de una membrana de colágeno de forma tubular, que se envía estéril en envase doble, tiene propiedades apirógenas, está indicada para un solo uso y está disponible en una amplia variedad de tamaños –13 en total– para adaptarse a las características de la lesión y las necesidades del procedimiento.

Fabricada con el Colágeno Ultrapuro patentado de Integra®, esta membrana porosa está diseñada para soportar una migración crítica de células de Schwann y para resistir la compresión cíclica del nervio periférico.

Desde el punto de vista de la efectividad, NeuraGen® proporciona resultados equivalentes a los obtenidos por la sutura directa en recuperación funcional y frente al injerto de nervio sobre espacios cortos. Ofrece resultados clínicos favorables en comparación con ambas técnicas quirúrgicas y diversos estudios preclínicos demuestran resultados superiores a los otros conductos nerviosos disponibles. 

Menos es más

Si los resultados clínicos y funcionales de NeuraGen® son equivalentes y favorables a los obtenidos por la sutura directa y el injerto de nervio, en lo que respecta a la comodidad del cirujano, la recuperación postoperatoria, la seguridad del paciente, y la eficiencia sanitaria arroja datos particularmente positivos. 

Partiendo de la máxima que afirma que, también en medicina, menos es más, NeuraGen® logra:

✅ MENOS INFLAMACIÓN Y MENOS INFECCIONES:

Minimiza la respuesta inflamatoria del nervio periférico gracias a su compatibilidad tisular superior y reduce el riesgo de infección. 

MENOS NEUROMAS Y OTRAS COMPLICACIONES:

Reduce la formación de neuromas dolorosos, sensibilidad nerviosa, cicatrices tiernas y, en general, las complicaciones postquirúrgicas más habituales tras la reparación de lesiones del nervio periférico. Mitiga la rigidez y logra una recuperación positiva de la fuerza muscular de la zona afectada. A medio plazo, los pacientes recuperan la sensación de protección y muestran un buen funcionamiento motor y una adecuada velocidad de conducción nerviosa. 

MENOS TIEMPO QUIRÚRGICO:

Reduce el 40% el tiempo quirúrgico en comparación con la sutura directa y disminuye la carga de trabajo en quirófano.

Eficacia de Integra® bicapa en heridas de espesor completo

Recuperamos una revisión retrospectiva sobre la eficacia a largo plazo del uso de la matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa distribuida en España por PRIM Cirugía Plástica, en heridas de espesor total o completo. 

Para explicar en qué consisten este tipo de heridas, tomemos como ejemplo un paciente con un carcinoma basocelular infiltrante recurrente en el dorso de la mano derecha, con graves déficits tisulares, con tendones expuestos, tras finalizar tres etapas de cirugía micrográfica de Mohs. 

La reconstrucción de este tipo de déficits de tejido en las extremidades, con tendón expuesto y paratendón ausente, plantea retos quirúrgicos y clínicos muy complejos, relacionados con el riesgo de adherencias tendinosas, un rango de movimiento activo (AROM) y estéticas deficientes y la morbilidad del sitio donante.

“Uno de los principales problemas de las heridas en las manos con exposición de estructuras funcionales subyacentes, como tendones, ligamentos o vasos sanguíneos, es lidiar con la pérdida simultánea de piel y el ‘tejido deslizante’ que rodea estas estructuras”, escribieron los autores de “Coverage of soft-tissue defects of the hand with free fascial flaps” (Cobertura de defectos de los tejidos blandos de las manos con colgajos fasciales libres), publicado en 2005 en la revista Microsurgery.

Lámina de regeneración dérmica Integra® bicapa y bicapa malladaEste estudio evaluaba los resultados del uso de colgajos fasciales en el abordaje quirúrgico de las heridas de espesor completo en las manos. Sin embargo, aunque la matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa había sido ampliamente utilizada en cirugía reconstructiva por aquel entonces, cobertura incidental de tendones incluida, su funcionalidad postoperatoria no estuvo bien documentada hasta un estudio publicado en 2012.  

En esta revisión retrospectiva, Tendon coverage using an artificial skin substitute” (Cobertura de tendón mediante un sustituto de piel artificial), publicada en Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery, los investigadores evaluaron la funcionalidad postquirúrgica de 42 pacientes cuyas lesiones en los tejidos blandos con tendones expuestos fueron tratadas con buenos resultados con la matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa, tanto en miembros superiores como inferiores. 

El diseño del estudio de revisión retrospectiva

En el análisis, firmado por Shores et al., 42 pacientes se sometieron a una reconstrucción en dos fases. La fase 1 incluyó desbridamiento y otros procedimientos reconstructivos, seguidos de la colocación de la matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa directamente sobre los tendones. La fase 2 incluyó la aplicación de un injerto de piel de espesor parcial, colocado una vez incorporada la matriz dérmica para facilitar la epitelización de la herida. 

En la mayoría de los pacientes, 37 de 42, la exposición de tendones era debida a una herida traumática, en tres estaba asociada a heridas crónicas y en dos a la extirpación de un tumor. 14 heridas estaban situadas en las extremidades superiores y 28 en las inferiores. Se evaluó a los pacientes después de la operación para determinar la cicatrización completa de la herida y el AROM, usando los tendones no lesionados del lado contrario como comparación.

Buenos resultados, buena funcionalidad

El estudio comprobó que todos los pacientes sanaron con una tasa promedio de injerto de piel de espesor parcial del 92,5%, con una desviación estándar del 6,1%. Los autores también comprobaron que los pacientes alcanzaban un AROM promedio del 91,2 % en las articulaciones afectadas (DE 6,5 %), en comparación con el AROM posoperatorio del 83,5 % promedio obtenido al reconstruir heridas de espesor completo usando colgajos fasciales.

Además, la investigación también determinó que no se produjeron complicaciones por infección aguda, celulitis o pérdida significativa del injerto de piel tras los procedimientos con matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa, y que ninguno de los 42 pacientes requirió hospitalización después del primer procedimiento.

10 cosas sobre la matriz de colágeno SurgiMend para reconstrucción de tejidos blandos

Muchas veces, para la reparación de tejidos blandos, los cirujanos recurren al uso de matrices biológicas. Lo hacen cuando las mallas sintéticas no son la mejor elección para determinado paciente o tipo de reparación. Desde PRIM Cirugía Plástica ponemos a disposición de los cirujanos una nueva opción para la reconstrucción de tejidos blandos: la matriz SurgiMend, de Integra LifeSciences

SurgiMend es una matriz de colágeno acelular derivada de la dermis bovina que contiene tres veces más colágeno tipo III que otras matrices dérmicas acelulares. Es un producto biológico que ofrece una alternativa a los productos de colágeno sintéticos y otros. Intrínsecamente fuerte, SurgiMend se puede manipular y suturar en la zona a reparar como se hace con el tejido natural. 

Esta matriz biológica está disponible en varias versiones, útiles para diferentes indicaciones. SurgiMend TM se utiliza en la reparación de la pared abdominal, siendo una aliada perfecta para la reparación duradera de hernias. Por su parte, SurgiMend® MP, además de poder utilizarse en algunos casos de reparación de pared abdominal, está indicada sobre todo para su uso en Cirugía General, Colorrectal, Hepatobiliopancreática y Pediátrica.

Si quieres saber más sobre este producto no dejes de leer estas 10 puntos sobre SurgiMend:

  1. No provoca una respuesta inflamatoria perjudicial. Esto se debe a que SurgiMend pasa por un método de procesamiento patentado para eliminar conservantes, proteínas desnaturalizadas, enlaces cruzados químicos artificiales, células, lípidos, carbohidratos y otros agentes que pueden inducir inflamación.2, 3, 4, 5
  2. SurgiMend se revasculariza rápidamente para apoyar la formación de tejido para un refuerzo prolongado. 5, 6, 7
  3. Es totalmente estéril y segura. SurgiMend está libre de antibióticos potencialmente antigénicos y se suministra totalmente estéril. Derivada de tejido de origen bien definido y caracterizado con respecto a la edad, SurgiMend tiene una resistencia mecánica, estructura y composición consistentes.
  4. SurgiMend se deriva del colágeno dérmico bovino fetal y neonatal. Consiste en una matriz de distintas fibras de colágeno entretejidas con amplia porosidad para permitir una rápida repoblación celular y vascularización. Mientras que los tejidos dérmicos fetales y adultos están predominantemente compuestos de colágeno tipo I, el tejido bovino fetal y neonatal es más rico en colágeno tipo III (entre un 20% y 30%), que es el primer tipo de colágeno sintetizado durante el desarrollo embrionario y la cicatrización de heridas.8, 9
  5. SurgiMend muestra bajas tasas de recurrencia en pacientes con reconstrucción compleja de la pared abdominal hasta siete años después del implante, como se demuestra en múltiples artículos de revistas revisados ​​por pares desde el año 2013.10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17
  6. SurgiMend 3.0 y 4.0 han demostrado cuatro veces más resistencia al desgarro y mayor resistencia a la tracción y retención de la sutura que una matriz biológica de dermis porcina18, como han confirmado pruebas de laboratorio publicadas.16 La composición biológica de la dermis bovina, incluida su arquitectura inherente de fibra de colágeno, hace que SurgiMend sea inigualable en cuanto a espesores disponibles y resistencia mecánica.19
  7. Cuando se coloca en una solución salina a temperatura ambiente SurgiMend se rehidrata en un tiempo de entre uno y tres minutos. Una vez que está completamente hidratada, el material es maleable y flexible, y se adapta fácilmente al sitio quirúrgico.
  8. La matriz puede recortarse a medida, húmeda o seca, y colocarse en cualquier orientación, con cualquiera de los lados hacia arriba.
  9. El modelo de matriz SurgiMend® MP,  que es de 2 mm de espesor, presenta una estructura macroporosa con perforaciones de 2 mm de diámetro que facilita el drenaje de los fluidos.
  10. Está disponible en más de 60 configuraciones de tamaño de hasta 25 cm x 40 cm y 1,0-4,0 mm de grosor. Así, los cirujanos tienen flexibilidad de elegir la fuerza y ​​el tamaño de grosor más adecuados para cada procedimiento, técnica y paciente.

 

Referencias

  1. Cornwell K et al. A generative tissue fabricated with SurgiMend has a mesothelial lining limiting adhesion formation in a model of large ventral hernia repair. Presented at the meeting of the American Hernia Society, Orlando, FL, March 2010.
  2. Cornwell KG, Zhang F, Lineaweaver W. Bovine fetal collagen reinforcement in a small animal model of hernia with component repair. J Surg Res. 2016;201(2):416-424.
  3. Adelman DM, Cornwell KG. Bioprosthetic Versus Synthetic Mesh: Analysis of Tissue Adherence and Revascularization in an Experimental Animal Model. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2018;6(5).
  4. Rennert RC, Sorkin M, Garg RK, Januszyk M, Gurtner GC. Cellular response to a novel fetal acellular collagen matrix: implications for tissue regeneration. Int J Biomater. 2013;2013:527957.
  5. Valentin JE, Badylak JS, McCabe GP, Badylak SF. Extracellular matrix bioscaffolds for orthopaedic applications. A comparative histologic study. J Bone Joint Surg Am. 2006;88(12):2673-2686.Adelman DM, Cornwell KG. Bioprosthetic Versus Synthetic Mesh: Analysis of Tissue Adherence and Revascularization in an Experimental Animal Model. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2018;6(5).
  6. Rennert RC, Sorkin M, Garg RK, Januszyk M, Gurtner GC. Cellular response to a novel fetal acellular collagen matrix: implications for tissue regeneration. Int J Biomater. 2013;2013:527957.
  7. Ramshaw JAM. Distribution of Type III Collagen in Bovine Skin of Various Ages. Connect Tissue Res. 1986;14(4):307-314.
  8. Smith LT, Holbrook KA, Madri JA. Collagen types I, III, and V in human embryonic and fetal skin. Am J Anat. 1986;175(4):507-521.
  9. Ghali S, Turza KC, Baumann DP, Butler CE. Minimally Invasive Component Separation Results in Fewer Wound-Healing Complications than Open Component Separation for Large Ventral Hernia Repairs. J Am Coll Surg. 2012;214(6):981-989.
  10. Lineaweaver W. Improvement of success rates for abdominal component reconstructions using bovine fetal collagen. Ann Plast Surg. 2012;68(5):438-441.
  11. Booth JH, Garvey PB, Baumann DP, et al. Primary Fascial Closure with Mesh Reinforcement Is Superior to Bridged Mesh Repair for Abdominal Wall Reconstruction. J Am Coll Surg. 2013;217(6):999-1009.
  12. Clemens MW, Selber JC, Liu J, et al. Bovine versus Porcine Acellular Dermal Matrix for Complex Abdominal Wall Reconstruction: Plast Reconstr Surg. 2013;131(1):71-79.
  13. Garvey PB, Martinez RA, Baumann DP, Liu J, Butler CE. Outcomes of Abdominal Wall Reconstruction with Acellular Dermal Matrix Are Not Affected by Wound Contamination. J Am Coll Surg. 2014;219(5):853-864.
  14. Asaad M, Kapur SK, Baumann DP, Liu J, Butler CE. Acellular Dermal Matrix Provides Durable Long-Term Outcomes in Abdominal Wall Reconstruction: A Study of Patients with Over 60 Months of Follow-up. Ann Surg. 2020;Publish Ahead of Print.
  15. Ramshaw JAM. Distribution of Type III Collagen in Bovine Skin of Various Ages. Connect Tissue Res. 1986;14(4):307-314.
  16. Data on file, Internal testing PDR 198.
  17. Data on file, Internal testing PDR 231.
  18. Wells HC, Sizeland KH, Kirby N, Hawley A, Mudie S, Haverkamp RG. Collagen Fibril Structure and Strength in Acellular Dermal Matrix Materials of Bovine, Porcine, and Human Origin. ACS Biomater Sci Eng. 2015;1(10):1026-1038.
  19. Adelman DM, Selber JC, Butler CE. Bovine versus Porcine Acellular Dermal Matrix: A Comparison of Mechanical Properties. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2014;2(5):e155.

 

Checkpoint, estimulador nervioso para preservar la función motora en cirugía

El estimulador nervioso Checkpoint ofrece un conjunto de prestaciones que tienen como objetivo facilitar la preservación de la función motora en especialidades quirúrgicas que intervienen sobre el sistema nervioso. Entre ellas, destacan la cirugía plástica, reparadora y reconstructiva, que trabaja en continuo intercambio con el sistema nervioso periférico y sobre tejido muscular, pero también otras como la cirugía traumatológica, para intervenciones de miembros inferiores y superiores, o la cirugía maxilofacial, para intervenciones de cabeza y cuello.

Este dispositivo intraquirúrgico es estéril, inalámbrico, de un solo uso y de fácil manejo, destinado a proporcionar estimulación eléctrica a las fibras nerviosas motoras expuestas y al tejido muscular. Dichas estimulaciones cumplen el doble objetivo de localizar e identificar con precisión la presencia de nervios en zonas de elevada densidad tisular y de monitorizar de forma continua la excitabilidad nerviosa y muscular. 

La dificultad de localizar fibras nerviosas en el campo quirúrgico

La preservación de la función motora es uno de los parámetros que definen el éxito de cualquier cirugía en la que se opere sobre tejido muscular o se pueda ver afectado el sistema nervioso.

Sin embargo, localizar la presencia de fibras nerviosas en el campo quirúrgico y asegurar que ninguna intervención las dañe no siempre resulta sencillo incluso para los profesionales más avezados, particularmente en zonas oscurecidas por tejido cicatrizal o tumoral , así como en áreas próximas a huesos y articulaciones. 

Con el fin de proteger la funcionalidad motora, la tecnología sanitaria ha desarrollado dispositivos de estimulación intraoperatoria cada vez más sofisticados, como Checkpoint, que permiten mapear el sistema nervioso de forma continua, precisa y segura.

De este modo, se convierten en el mejor aliado de los cirujanos a la hora localizar y preservar tejido nervioso, identificando incluso fascículos, o grupos de fibras nerviosas, e informando sobre cualquier cambio funcional que se produzca durante el procedimiento.   

Garantizando la mejor toma de decisiones

El estimulador nervioso Checkpoint está indicados para todo procedimiento que pueda poner en riesgo los nervios del sistema locomotor, informando la toma de decisiones intraoperatorias para ayudar a los cirujanos a proteger, evaluar y reparar los nervios motores de forma segura y eficaz durante las cirugías.

Checkpoint proporciona una confirmación visual continua de la función y la ubicación de los nervios en el campo quirúrgico, incluso cuando se opera sobre una anatomía densa u oscura.

Se puede utilizar de forma segura para una activación nerviosa sostenida o repetida, que se prolonga durante todo el proceso quirúrgico sin que disminuya la respuesta, por lo que garantizan la máxima precisión y, en consecuencia, la máxima seguridad para el paciente.

Este dispositivo también es de máxima utilidad para estimular tejido muscular y evaluar su funcionalidad en transferencias de tendones y músculo libre. Además, es capaz de producir contracciones tetánicas completas, que proporcionan al cirujano información más amplia y confiable que las contracciones ligeras o parciales. 

Checkpoint: características técnicas para un mapeo continuo y seguro 

Checkpoint caracteristicas tecnicas

  1. Estructura inalámbrica

El dispositivo cuenta con una fuente de alimentación interna a pilas, que permite eliminar los cables del campo estéril.

  1. Indicador luminoso LED 360º

Permite al cirujano realizar una comprobación visual continua de la emisión de impulsos eléctricos al tejido nervioso y muscular. 

  1. Circuito electrónico avanzado

Checkpoint realiza comprobaciones continuas del circuito y el software con los que opera, asegurando que se apliquen en todo momento y se mantengan parámetros de estímulo fiables.

  1. Forma de onda bifásica

Genera una forma de onda bifásica para garantizar una activación nerviosa segura y continua durante todo el tiempo de aplicación de la sonda de estimulación. Esta onda bifásica elimina toda posibilidad de dañar el nervio o el músculo.  

  1. Control de intensidad de impulso deslizante

Permite variar la intensidad de los impulsos de forma fácil y continua en cada amplitud de onda, con un elemento de control deslizante que permite afinar los parámetros del estímulo eléctrico en todo momento.

  1. Interruptor de selección de amplitud (0.5 mA / 2 mA / 20 mA)

Ofrece la posibilidad de ajustar el umbral de estímulo deseado, permitiendo desde una estimulación nerviosa individual muy localizada hasta una activación nerviosa generalizada amplia y profunda.

MEEK, una técnica única que supera al mallado convencional

Tratar con éxito a personas que han sufrido quemaduras en un porcentaje significativo de la superficie de su cuerpo todavía es uno de los mayores retos a los que se enfrentan tanto intensivistas como cirujanos plásticos, pero la técnica MEEK modificada, que se realiza con el mallador MEEK de Humeca, y que combina la expansión de microinjertos autólogos con el mallado, obtiene resultados superiores a los de técnicas convencionales incluso en casos especialmente complicados. 

Las quemaduras graves y extensas, o ambas cosas, desencadenan en el organismo una respuesta sistémica extremadamente grave. Tras una compleja fase de estabilización, liderada por intensivistas en el seno de equipos altamente especializados y multidisciplinares, entra en escena el cirujano plástico, cuya labor en el tratamiento de los grandes quemados trasciende la recuperación estética y funcional, ya que salva vidas. 

A las comorbilidades preexistentes o las que se derivan del accidente en el que se han producido las heridas, entre las que destacan el shock hipovolémico y la inhalación de humos, se suman las complicaciones que generan las propias quemaduras. La piel es un órgano imprescindible para la vida al que este tipo de lesiones pone en jaque, por lo que la labor del especialista en cirugía plástica consiste, fundamentalmente, en repararlo y reconstruirlo para que pueda volver a cumplir su función con la mayor normalidad posible. 

¿Cómo soluciona la técnica MEEK la escasez de piel donante?

Los injertos cutáneos son la única forma de garantizar la supervivencia y recuperar la funcionalidad cuando hay quemaduras profundas, que afectan las dos capas dérmicas e incluso a tejidos y huesos circundantes. Hasta el momento, la propia piel del paciente es el único tejido donante que se puede considerar idóneo y definitivo. 

Sin embargo, las personas con quemaduras extensas y profundas disponen de una superficie donante limitada, lo que constituye un factor de morbimortalidad importante y plantea las mayores dificultades en el manejo quirúrgico. Además, la gravedad de estas lesiones cutáneas habitualmente requiere varias cirugías reparadoras, lo que incrementa la escasez de tejido donante.

Tras un exhaustivo proceso de actualización y mejora del sistema ideado por Cícero Parker Meek en 1958, la técnica MEEK modificada ya está a disposición de los especialistas en cirugía plástica y permite reconstruir grandes zonas de piel a partir de superficies donantes mucho menores que las que exige el mallado tradicional, entre otras importantes ventajas. 

Los estudios comparativos realizados hasta la fecha han demostrado que los resultados que proporciona esta técnica son mejores en diversos aspectos. En primer lugar, su capacidad de expansión de la piel donante es la mayor del mercado, con valores reales de 1:3, 1:4, 1:6 y 1:9, según el tipo de gasa empleada como malla. 

Mientras que con los malladores convencionales se desperdicia entre el 25 y el 40% del tejido donado durante el procedimiento, la técnica MEEK puede aprovechar incluso porciones diminutas de piel, por lo que su eficiencia es claramente superior: necesita la mitad de superficie cutánea donante de media. 

Por otra parte, emplea un sistema de extracción de la piel donante que utiliza únicamente capas superficiales y finas, de modo que la zona se regenera con rapidez y vuelve a estar disponible para una nueva donación en cuestión de días. Por esta razón, el sistema también permite extraer piel de zonas que tradicionalmente no se han considerado donantes. 

Por último, la técnica MEEK modificada se ha concebido como un método integral, ya que proporciona herramientas y soluciones que acompañan al cirujano plástico durante todo el recorrido de tratamiento y cuidados que sigue con el paciente gran quemado. Gracias a ello, logra acortar los tiempos de epitelización y hospitalización, reduce la incidencia de infecciones bacterianas en las zonas lesionadas y ofrece resultados estéticos comparables a los obtenidos por técnicas convencionales con menor expansión cutánea.

¿Cómo funciona la matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa

La matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa es un sistema de membrana de dos capas para la sustitución de la piel. 

La capa de sustitución dérmica está hecha de una matriz porosa de colágeno tridimensional de tendón bovino de 2 mm de espesor y un glicosaminoglicano (condroitin-6-sulfato) que se fabrica con una porosidad controlada y un índice definido de degradación y que proporciona una estructura para la regeneración dérmica. Esto estimula el crecimiento celular e inicia la regeneración del tejido autólogo, que lleva a una nueva dermis funcional.

La capa que sustituye la epidermis está hecha de una capa delgada de polisiloxano (silicona) de 0.5 mm de espesor. Consigue un cierre inmediato de la herida, previene la pérdida de fluidos y forma una barrera protectora contra la entrada de bacterias. 

Cómo funciona Integra bicapa (1)

Formación de neodermis con Integra® bicapa

La matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa se coloca sobre una herida extirpada o desbridada quirúrgicamente y facilita que los vasos sanguíneos y las células dérmicas de la piel del paciente formen una neodermis en la zona dañada.

La matriz de colágeno/glicosaminoglicano actúa como un andamiaje para la infiltración de fibroblastos, macrófagos, linfocitos y células endoteliales capilares, que forman la red neovascular. A medida que la curación progresa, la capa de colágeno-GAG es reabsorbida y los fibroblastos depositan un nuevo colágeno producido por las células del propio paciente para formar la neodermis. Aproximadamente a los 21 días de la colocación de Integra® bicapa sobre la herida, se retira la capa de silicona. A partir de ese momento las células epidérmicas migran desde los bordes de la herida para cerrarla por completo. O, en casos de heridas más grandes, se debe realizar un autoinjerto epidérmico (mallado o sin mallar) que, usando Integra. bicapa, es significativamente más fino que un injerto de piel normal (aproximadamente 0,15 mm en lugar de 0,33 mm, lo que supone una gran ventaja para las zonas donantes). 

El cierre de la herida generalmente se completa, aproximadamente, a los 30 días de la aplicación de Integra® bicapa, momento en el que se ha logrado formar una dermis y epidermis funcionales a partir del propio tejido del paciente. 

Indicaciones de uso

La matriz de regeneración dérmica Integra® bicapa está especialmente aconsejada para el tratamiento post-desbridamiento de lesiones de espesor total y espesor parcial cuando no hay suficiente autoinjerto al momento del desbridamiento o no es deseable debido a la condición fisiológica del paciente. 

Integra® bicapa también está indicada para usarse en la reconstrucción post- desbridamiento de defectos de espesor total del tegumento cuando, según el cirujano, existe un beneficio potencial para el paciente de mejorar el resultado reconstructivo o de disminuir su mortalidad/morbilidad.

De forma más concreta, Integra® bicapa está indicada para:

  • Quemaduras extensas térmicas, químicas y por radiación.
  • Defectos de tejido por trauma.
  • Daño tisular como resultado de herida por avulsión.
  • Tratamiento post-escisional por grandes defectos de piel.
  • Cierre de heridas en amplias zonas donantes.
  • Tratamiento quirúrgico de ulceraciones.
  • Cierre de heridas tras resección tumoral.
  • En heridas no cicatrizantes, como epidermolisis bullosa y fascitis necrosante.

Además, es de gran utilidad para el tratamiento o reconstrucción de áreas donde los resultados funcionales y estéticos son particularmente importantes, como la cara o las articulaciones. También en pacientes con tendencia a formar cicatrices hipertróficas o queloides. Para zonas expuestas como tendones, huesos y otras grandes zonas dañadas y en reconstrucción de la piel dañada en las articulaciones.

terapia de presión negativa - PRIM Cirugía Plástica

La terapia de presión negativa (TPN) es un tipo de tratamiento cada vez más utilizado para favorecer la curación de heridas agudas y crónicas. Se realiza mediante la colocación sobre la herida de una espuma o esponja conectada a un tubo de drenaje y este, a su vez, a una bomba que aplica, de forma continua o intermitente, presión subatmosférica (vacío) a la superficie de la herida.

¿En qué casos se recomienda utilizar la terapia de presión negativa?

El rango de casos en los que se utiliza potencialmente terapia de presión negativa ha crecido en los últimos años, aplicándose en casos tales como heridas abdominales, vasculares, venosas, pie diabético y síndromes compartimentales, entre muchos otros. En definitiva, en toda herida abierta de difícil cicatrización y, ademas, en el manejo de la incisión quirúrgica de riesgo para disminuir complicaciones de las mismas.

Y es que este tratamiento acelera la curación al manejar y distribuir el exceso de exudado a través del apósito y hacia el contenedor, asegurando que la mayoría de los niveles de exudado se manejen con facilidad, al mismo tiempo que se maximiza el tejido de granulación a formar y se acelera la cicatrización de la herida.

En concreto, la terapia de presión negativa puede utilizarse con buenos resultados en heridas agudas quirúrgicas y traumáticas, dehiscentes, subagudas, crónicas y abiertas (por ejemplo, úlceras por estasis venosa y úlceras de pie diabético) o úlceras por presión. Además, la terapia de presión negativa es útil como complemento a los injertos para asegurarlos en su lugar y/o para acelerar la epitelización de la zona donante.

¿Qué tipos de terapia de presión negativa hay?

Actualmente existen diferentes dispositivos de terapia de presión negativa: equipos hospitalarios y ambulatorios y desechables, con similar aplicación y compatibilidades. Y también existen múltiples opciones de espumas y apósitos diseñados para aplicaciones específicas en función de las heridas a tratar.

Los dispositivos hospitalarios se utilizan en pacientes con movilidad limitada o heridas que exudan abundantemente y precisan estar conectados a depósitos de gran capacidad. Por su parte, para los pacientes que sí pueden moverse y cuyas heridas tienen niveles moderados o bajos de exudado existen dispositivos ambulatorios, de menor tamaño y portátiles. Estos funcionan con baterías y la capacidad de su depósito es más reducida, yendo desde los 70 cc hasta los 300 cc, y son desechables, contando, según el modelo, con un plazo máximo de vida de la unidad de hasta un año.

En cualquier caso, ya se utilice terapia de presión negativa hospitalaria como ambulatoria, los dispositivos se pueden programar para proporcionar diversos grados de presión de forma continua o intermitente y que, también en función del modelo, pueden ir desde los 30 hasta los 125 mmHg de presión.

En PRIM Cirugía Plástica disponemos de los dispositivos de terapia de presión negativa de Genadyne, con opciones tanto para su aplicación hospitalaria (XLR8+) como domiciliaria (XLR8+, UNO y UNO+).

 

Si está interesado en tener más información sobre estos dispositivos puede contactar con nosotros, bien a través del delegado comercial de su zona, bien con la división PRIM Cirugía Plástica por cualquiera de las siguientes vías:

📧 plastica@prim.es 📞  913 342 413 📱LinkedIn: PRIM Cirugía Plástica

 

 

Suprathel® la segunda piel temporal

Suprathel® es una membrana micro porosa reabsorbible, homologada como reemplazo aloplástico de la piel en el tratamiento de heridas epidérmicas y dérmicas. Es el fruto de la investigación continua de PolyMedics Innovations GmbH en su búsqueda de materiales y conceptos de tratamiento únicos. Y es que los cirujanos plásticos necesitan los productos más eficaces, seguros e innovadores para el tratamiento de pacientes de gran complejidad, casos en los que Suprathel® puede jugar un papel fundamental. 

Importancia de imitar los mecanismos fisiológicos de la piel

La piel da forma a nuestra apariencia más que cualquier otro órgano y es la primera línea de defensa del organismo contra los factores ambientales negativos. Para asegurar que esta función permanece intacta después de una lesión es necesario que la piel se recupere lo más rápido posible. En el tratamiento de quemaduras, abrasiones a gran escala y zonas donantes de tejido como injertos de piel de espesor dividido (STSG) e injertos de piel de grosor total (FTSG) y varios tipos de procedimientos de colgajo, el apoyo eficaz de la regeneración natural de la piel se convierte en un factor crucial.

Las heridas dérmicas pueden tener efectos negativos a largo plazo en funciones importantes de la piel y el cuerpo. Asegurar un proceso de curación rápido no solo ayuda a lograr una rápida regeneración de la piel, sino que también ayuda a prevenir complicaciones sistémicas graves.

Por lo tanto, uno de los factores más importantes en la producción de materiales para los sustitutos de la piel modernos es la capacidad de imitar los mecanismos fisiológicos normales de curación presentes en la piel. Estos productos, como Suprathel®, apoyan una rápida regeneración de la piel, sin complicaciones, y reducen el deterioro de la salud del paciente debido al alivio significativo del dolor y, por lo tanto, juegan un papel importante en el proceso de curación.

Propiedades, indicaciones y presentación de Suprathel®

Al igual que una segunda piel, Suprathel® cubre la herida y la conduce a través de un proceso de curación rápido y sin complicaciones. Suprathel® ha sido desarrollado de manera análoga a la piel humana y está compuesto por un copolímero de poliláctico, carbonato de trimetileno y caprolactona. Comparte, además, las mismas propiedades que la piel natural, como elasticidad, permeabilidad al vapor de agua e impermeabilidad a las bacterias. Todo ello consigue proporcionar unas condiciones idóneas para la cura de heridas, haciendo de Suprathel® un aliado perfecto para los cirujanos plásticos.

Los casos en los que es de mayor utilidad el uso de Suprathel® son en quemaduras de espesor parcial (superficial y profundo), zonas donantes de injertos de piel de espesor parcial,  heridas de espesor parcial y total (incluida la necrólisis epidérmica tóxica, NET), abrasiones a gran escala y revisiones de cicatrices, principal, aunque no exclusivamente. 

Suprathel® - Propiedades

Para adaptarse a las áreas de dermis o epidermis que el cirujano precise tratar, Suprathel® está disponible en diferentes presentaciones: en formato cuadrado de 5×5 cm o en formatos rectangulares de 9×10 cm, 18×10 cm o 18×23 cm.

Si está interesado en tener más información sobre Suprathel® puede contactar con nosotros, bien a través del delegado comercial de su zona, bien con la división PRIM Cirugía Plástica por cualquiera de las siguientes vías: 

📧 Email:plastica@prim.es 📞 Teléfono: 913 342 413 LinkedIn: PRIM Cirugía Plástica

Manejo de volúmenes tisulares con Integra® monocapa

¿Cómo usar Integra® monocapa para el manejo de volúmenes tisulares? El Dr. Pedro Losa, cirujano del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario La Paz de Madrid, lo ha explicado con dos casos clínicos que ha compartido durante su ponencia en el webinar «Soluciones de la ingeniería tisular maxilofacial» organizado recientemente por PRIM Cirugía Plástica. Y lo ha hecho destacando la importancia de razonar previamente en función del caso “por qué tenemos que mantener y maniobrar con los volúmenes tisulares para alcanzar resultados óptimos tanto terapéuticos, como estéticos y funcionales».

Manejo de volúmenes tisulares en carcinoma epidermoide

Carcinoma epidermoideEl Dr. Losa ha presentado cómo hicieron el manejo de volúmenes tisulares en un carcinoma epidermoide extenso y con focos de satelitosis. Sobre este caso concreto el cirujano ha destacado que “tenemos que saber que estamos ante uno de los tumores más agresivos que se pueden dar en la piel. Y eso nos tiene que obligar a pensar que la cirugía, por sí sola, no va a ser curativa. Vamos a tener que dar adyuvancia, como mínimo, una radioterapia radical, que será mutilante y muy agresiva con los tejidos. Y eso tenemos que saberlo en el momento que tenemos ese paciente delante para definir el mejor abordaje”.

Tras la resección del tumor en este caso se planteaba un problema reconstructivo “no teníamos un tejido sobre el cual hacer un injerto que se pudiera nutrir, no había periostio posible”. Por ello, el siguiente paso fue fresar “para poder tener un lecho más vascularizado, con multitud de yemas vasculares. Esto cumplía el primer objetivo que nos propusimos: llevar nutrientes a la matriz de regeneración dérmica Integra® monocapa que íbamos a poner encima”.

Siguiendo las indicaciones de Integra® monocapa, en este caso sería posible hacer un injerto directamente, pero el Dr. Losa ha explicado que no lo hicieron y que optaron por estabilizar el producto. “A los 10 días destapamos y vimos cómo empezábamos a tener un tejido vital, sobre el cual poder empezar a trabajar y hacer un injerto”. Pero en este punto todavía no hicieron el injerto. “Realizamos escoriaciones con la finalidad de cruentar el tejido y que esa extravasación de sangre facilite la proliferación de células madre y la producción de tejido. Volvimos a hacer una figura oclusiva y levantamos nuevamente a la semana, tiempo tras el que vimos que el tejido había doblado prácticamente su grosor”.

Manejo de volúmenes tisulares en carcinoma epidermoide con Integra monocapa

De esta forma y tras, aproximadamente 20 días, se pasó de tener un defecto con una calota pura y dura a un tejido maduro que pudiera soportar los siguientes pasos del tratamiento, ya que en este caso concreto dejar epitelizar no era una opción posible. Por ello, se realizó posteriormente un injerto de piel, tras el cual someter al paciente a radioterapia.

Injerto sobre Integra monocapa en carcinoma epidermoideInjerto sobre Integra monocapa en carcinoma epidermoide

“Las secuelas y el maltrato que tiene la radioterapia cuando estamos luchando contra un carcinoma de estas características es altísima”, ha explicado el Dr. Losa mostrando una foto de los efectos del tratamiento radioterápico sobre el paciente.

radioterapia

Por eso, “hay que generar un buen tejido mediante un buen manejo de los volúmenes tisulares. En este caso Integra® monocapa ha actuado de ‘booster’ para el inicio de la granulación y hemos esperado a tener el volumen necesario para hacer el injerto. Si no lo hubiéramos hecho así, cuando el paciente empezase el proceso de radioterapia, todas las lesiones que veíamos en la foto y que estaban a nivel superficial, podrían haber acabado siendo un cráneo expuesto que obligase al paciente a suspender la radioterapia y, por tanto, a no tener un tratamiento eficaz y, probablemente, acabar en una necrosis de corticales óseas”.

Recuperacion carcinoma epidermoide con Integra monocapa, injerto y radioterapiaLas circunstancias del paciente, sabiendo la gravedad del tumor y el tratamiento tan radical que debe seguir tras la resección, justifican, tal y como ha expuesto el Dr. Losa, el uso de Integra® monocapa y el hecho de dejarla actuar durante un tiempo, sin realizar un injerto directo y solo haciéndolo cuando se haya ganado el volumen suficiente. Todo ello hará que el paciente pueda afrontar las siguientes fases de su tratamiento de la mejor forma posible.

Manejo de volúmenes tisulares en melanoma facial

El Dr. Losa ha presentado también brevemente en el webinar otro caso con connotaciones importantes en el manejo de volúmenes tisulares. “Se trata de un melanoma no muy bien delimitado. Hicimos una cirugía de Mohs diferida, colocamos sobre el defecto una matriz de regeneración dérmica Integra® monocapa y la estabilizamos. Tras unos días se vio cómo iba adquiriendo volumen. Pero hubo que ampliar márgenes posteriormente”.

En este caso, el cirujano ha explicado que optaron por usar Integra® monocapa y la dejaron, nuevamente, granular para generar volumen para hacer un injerto posteriormente. “No podíamos dejar reepitelizar porque tardaría mucho tiempo y me preocuparía, en este caso por la ubicación del defecto, cómo puede retraerse el párpado inferior”.

Manejo de volúmenes tisulares en melanoma facial

La elección de la zona donante para el injerto posterior no fue aleatoria: “Cogimos piel de toda la línea de ritidectomía. Y es que, tal y como explica el Dr. Losa, cuando realizan un injerto a nivel facial hay dos cuestiones fundamentales para tener un buen resultado, tanto estético como funcional. “Por un lado, tener una piel del color más parecido posible a donde estamos injertando (por eso, en este caso elegimos piel de la línea de ritidectomía o en casos de defectos en nariz utilizamos injertos de frente). Y, por otro lado, tener volumen. Si no, vamos a tener una depresión a nivel facial o craneal”.

 

Si te interesan las soluciones de la ingeniería tisular maxilofacial y quieres conocer la experiencia del Dr. Alfonso Mogedas usando Integra® bicapa en cirugía reconstructiva de cuero cabelludo y facial haz clic sobre el enlace o la experiencia de la Dra. Ada Ferrer utilizando Integra® bicapa en la cavidad oral pincha sobre este enlace.